Si sentís irritación, picazón, sensibilidad, enrojecimiento o sensación de incomodidad en la debajo de tus brazos, es muy probable que sufras de axilas irritadas.

Hay muchos tejidos que contribuyen con la irritación de esta delicada zona. La irritación muchas veces puede darse debido al roce de la piel con estos tejidos, como pueden ser lo sintéticos, la lycra o el nylon.

La depilación y afeitarlas en seco también es otra de las causas que pueden hacer que tus axilas se inflamen. Renová tu cera con regularidad, al igual que las cuchillas de tu maquinita de afeitar, esto también contribuye con la irritación de la zona.

Sin embargo, la causa más común suele ser que no estés utilizando un desodorante adecuado. Muchos de ellos contienen en sus fórmulas ingredientes que pueden ser los causantes de la irritación, como puede ser por ejemplo el uso de fragancias.

Cuando surgen los primeros síntomas de alergia o incomodidad en las axilas, la higiene es súper importante. Lavá tus axilas con abundante agua y jabón neutro y secalas con mucho cuidado para evitar activar nuevamente la picazón.

Si tenés un estilo de vida activo o practicás deporte con mucha frecuencia, intentá utilizar productos que estén específicamente diseñados para tratar axilas sensibles Garnier desarrollo la línea Bí-O Extra Care, para mantenerlas libres de sensaciones molestas. Además, te brinda protección anit-olor hasta por 72 hs, y no tapa los poros.

Su fórmula está enriquecida con activos que cuidan tu piel, el aloe te permite hidratar, reparar, renovar y dar frescura a la piel. Los minerales naturales, aportan la absorción necesaria para brindarte toda la protección que necesitás.

Sumá Bí-O extra care a tu rutina de cuidado diario, y olvidate de las axilas irritadas.