El mundo del cuidado de las axilas se define en dos terminologías desodorante y antitranspirante. ¿Pero sabés exactamente qué los diferencia? Si querés saber más seguí leyendo y entérate cuál de las dos opciones es la que mejor se adapta a tus necesidades.

Sudar es un efecto natural que el cuerpo realiza, es fundamental para eliminar toxinas y purificar el organismo. Pero es cierto que a muchas personas puede resultarles incómodo, ya que es inevitable asociarlo al mal olor y la falta de higiene.

Para tratar cada una de estas necesidades se crearon productos específicos. Los desodorantes, ayudan a controlar y minimizar el mal olor producido por el sudor en exceso.

Los antitranspirantes atacan una problemática un poco más profunda, ya que contribuyen a neutralizar el mal olor gracias a la presencia de sustancias antibacterianas en su composición. Y, además ayudan a reducir la producción y a controlar la liberación del sudor.

Un producto para cada necesidad

Depende de la problemática que quieras atacar es el producto que necesitás sumar a tu rutina de cuidado diario.

En el caso de buscar neutralizar el mal olor y estar protegida el mayor tiempo posible lo que necesitás un desodorante del estilo de Protección 5 en 1 roll on.

Si lo que buscás es eliminar las manchas de sudor de tu vida, neutralizar el mal olor y controlar la producción de sudor, la opción que mejor te va a favorecer es un antitranspirante como Clarify.

En el caso que la piel de tus axilas sea ultra sensible, además de sumar productos como los que te comentamos antes buscá uno que esté especialmente formulado para ayudarte a disminuir los efectos de la irritación, como puede ser la picazón producida por el sudor y los desodorantes normales. Extra Care su delicada fórmula ayuda a proteger la piel de las axilas, evitando desagradables irritaciones.

La línea de desodorantes Bí-O cuenta con opciones roll on, spray y en barra. Te mantiene protegida por 48 horas, sin importar el ritmo de vida que lleves. Su fragancia te va acompañar mientras que mantenés controlado el sudor.

Liberate del mal olor, disfrutá tu día sin ninguna preocupación.