¿Querés volverte una pro total dentro del amplio mundo de los peinados de con trenzas? Animate a perderles el miedo y probar looks nuevos con el peinado más canchero de la temporada. Te contamos los dos más sencillos para que empieces a ganar seguridad y con un poquito de práctica vas a empezar a crear los tuyos propios. ¿Lista?

Todo sobre la trenza básica

Para crear la base de cualquier peinado que involucre una trenza, es ideal que aprendas todos los trucos para hacerla y se vea divina. Una vez que domines esta, vas a estar a un paso de lograr todas las variantes que viste en redes sociales.

Primero prepará tu pelo para que te sea muy fácil manipularlo y evites el frizz. Aplicá unas gotitas del aceite para peinar Oil Repair 3, así lo vas a tener nutrido, con un brillo divino y libre de frizz; listo para empezar a trenzarlo.

Ahora sí, tomá un mechón (que no sea demasiada cantidad) de pelo, por ejemplo, del centro de tu cabellera. Dividilo en tres partes iguales, ayudate a peinarlas y emprolijarlas con un peine de dientes anchos. Lo importante es queden parejos. Ahora, tomá un mechón de una de las orillas y crúzalo con el que tenés en el centro; repetí el proceso con el mechón del otro extremo. Alternalos hasta llegar a la mitad del largo del cabello. Una vez que lo tengas, atalo con una colita del mismo color de tu pelo. Ahora, peina tu cabello en una colita de caballo alta. Batí un poco el pelo que quedó suelto para darle volumen. Y si querés darle un toque más pro, atá un mechón finito alrededor de la gomita que usaste para hacerte la cola de caballo, ajustala con una horquilla. Y tenés tu primer peinado con trenzas super fácil listo.

Coronita de trenzas

Otro peinado super fácil que queda ideal tanto en chicas con pelo lacio, con rulos, corto o largo; es la corona de trenzas. Te da un look femenino y bohemio.

Después de preparar tu pelo para realizar el peinado, dividí tu pelo en una raya al medio. Toma un mechón del frente de uno de los lados de tu cara y comenzá a realizar una trenza hacia atrás. Ajustala con una horquilla a la altura de la nuca. Repetí el proceso con el otro lado. Ajusta ambas trenzas escondiendo las horquillas con el pelo que te queda suelto. Aflojá suavemente las trenzas para darles un look más relajado y aunque no lo creas ¡ya estás!

2 peinados con trenzas para principiantes súper fáciles de lograr.